Lapalice Castle: Die Hütte, die zu einem Schloss wurde, wurde verlassen, bevor sie vollständig fertiggestellt wurde.

Lebensgeshuchent

Am Rande des kleinen polnischen Dorfes Lapalice liegt ein Anwesen so groß, dass es schwer zu glauben ist, dass es für nur eine Familie gebaut wurde. Das Lapalice Castle, ein Anwesen mit 52 Zimmern, ist im Wald versteckt, am äußersten Rand des Dorfes mit Blick auf einen künstlichen Teich und die umliegende Landschaft.

Man könnte verzeihen, wenn man annimmt, dass das Schloss, wie viele in ganz Europa, Jahrhunderte alt ist. Das Lapalice Castle ist jedoch nicht Jahrhunderte alt; der Bau begann im Jahr 1983, bevor verschiedene Probleme seinen Fortschritt stoppten. Das bedeutet, dass niemand jemals in der Unterkunft gelebt hat.

Sin embargo, en 1991 la construcción se detuvo abruptamente cuando las autoridades se dieron cuenta de que lo que se estaba construyendo no coincidía con el permiso de construcción otorgado. En los años siguientes, la empresa de Piotr tuvo dificultades financieras y no pudo continuar con el proyecto. Sin embargo, para el año 2002, Piotr se recuperó y presentó nueva documentación.

Sin embargo, la nueva documentación estaba incompleta y se tomó la decisión de demoler el castillo. Después de numerosas objeciones, se presentó más documentación en 2013, pero una vez más fue rechazada.

EL CASTILLO HOY
En la actualidad, la obra de construcción del castillo está suspendida. El castillo sigue siendo una estructura vacía, expuesta a los elementos, visitada por turistas que exploran la propiedad bajo su propio riesgo. Lamentablemente, la propiedad no es segura y gran parte de ella está ahora cubierta de graffiti.

Piotr no ha renunciado al sueño de completar su castillo. Tan recientemente como en 2017, afirmó que aún está luchando por ello. No cree que el castillo pueda ser demolido, ya que ha estado en pie durante más de 20 años, lo que le otorga cierta protección legal. Actualmente, está considerando dos posibilidades: completar su visión original para la propiedad o posiblemente venderla y ver cómo se convierte en un hotel.

Rate article